Desde 1995

Nuestra historia

Estas palabras pretenden ser simplemente una historia, que de manera totalmente subjetiva, deje ver como el sueño o la idea, que surgió de dos personas en un determinado momento de sus vidas, puede llegar a hacerse realidad y de lo que esto significa para todos los que de una manera u otra nos hemos visto implicados en este sueño.

De dónde venimos

Estas palabras pretenden ser simplemente una historia, que de manera totalmente subjetiva, deje ver como el sueño o la idea, que suergió de dos personas en un determinado momento de sus vidas, puede llegar a hacerse realidad y de lo que esto significa para todos los que de una manera u otra nos hemos visto implicados en este sueño.

Hace más de 50 años, estas dos personas se conocieron en una circustancia típica de aquella época como era la de realizar el servicio militar, y además fue «aquí al lado», en Ceuta. Estas dos personas eran D. Manuel Cristeto Martín y D. Alfonso Ruiz Delgado. Ese como se dice en una famosa película, fue «el principio de una gran amistad», amistad que forjó muchas cosas entre ambos, familias, amigos, negocios, etc…, una de ellas es la que ocupa hoy estas líneas, la GESTORÍA MAYS, negocio que se puede considerar como el motor principal de esta, «su» historia.

Fue un 4 de Julio de 1954, cuando con una silla que a uno le prestó su padre, una mesa que al otro también le prestó el suyo, y cuatro cosillas más, en la calle Zamora nº56, empezó a rodar hace 50 años esta Gestoría.

Puedo explicar ahora el por qué del nombre de MAYS, el cual es tan original como sencillo, y proviene de las inicales Manuel, Alfonso Y Señoras, porque díganme Vds. a mí que negocio puede salir bien durante tantos años si no se cuenta con el apoyo de las
Señoras.

Como todos los principios nada fue fácil, pero con un tesón encomiable, un sacrificio constante y muchas, muchas horas de dedicación y buen hacer consiguieron entre ambos sacar adelante esta empresa. Por seguir con la historia, tras 11 años en la calle Zamora y ante el incremento que experimentó la gestoría, la misma se trasladó en el año 1965 a la Av. Alemania esquina con Álvaro Gil, para entendernos, encima del bar «la esquinita», creo sinceramente que buena parte de las personas que lean estas líneas siempre tendrán asociada la imagen de esta gestoría a ese lugar de nuestra ciudad. Allí se produjo la expansión definitiva de la empresa y en el año 1983 nos trasladamos a la actual ubicación en la Pz. Del Campillo, 18, donde aunque a muchos nos parezca mentira, llevamos ya casi 20 años.

Para este desarrollo, indudablemente se contó y se cuenta hoy en día con un personal extraordinario, sin el cual las cosas no hubieran llegado a este nivel. Una gestoría de este tipo es como cualquier máquina, está compuesta por muchas piezas, en la que todas cumplen una importante misión, y sin ellas, la máquina se pararía. En nuestro caso, todas las piezas son de gran calidad, lo que hace que esta «máquina» sea de un valor incalculable. Ahora bien, para que una máquina funcione necesita de algún tipo de combustible, para nosotros, los clientes han sido los que a lo largo de tantos años, a través de su confianza, nos han dado el motivo para seguir adelante.

Queda claro que estas líneas las escribe alguien que siente algo muy especial por esta empresa y sobre todo por las personas que la formaron, la forma y la formarán…

Pero…, toda historia tiene un pero, y en nuestro caso es, que por desgracia, hoy no puede disfrutar de este cariñoso y sentido homenaje uno de sus artífices, D. Manuel Cristeto Martín, nos dejó hace menos de un año, cuando el cartel de los 50 de su empresa ya se podía ver, su corazón no aguantó más y nos dejó un vacio irremplazable, gracias a Dios lo que si nos dejó fue a sus hijos, y hoy en día a través de ellos las dos familias que forman esta empresa siguen el camino como ellos dos siempre lo hicieron, como si realmente se tratara de
una sola persona, de una única, pero gran familia; como le diría D. Alfonso, «Gracias Compi».

Para terminar la historia quiero dar las gracias a, D. Alfonso Ruiz Delgado, gracias JEFE, por darme mucho más de lo que cualquier hijo puede esperar.

Nuestro equipo

En Gestoría Mays, situada en la plaza del Campillo, 18 de Salamanca, continúamos avanzando en el desarrollo tecnológico de los despachos profesionales, como una característica diferenciadora de los mismos.

Hace ya más de cinco años fuimos pioneros y apostamos por el uso de internet y de nuestra área del cliente en la web de la compañía www.gestoriamays.es, para que nuestros clientes pudieran beneficiarse de la disponibilidad de acceso al servicio 24 hs al día 365 días al año, desarrollando posteriormente un portal del empleado para que sus clientes dieran acceso a sus propios empleados a la información que estimaran relevante.

En esta misma línea de desarrollo tecnológico y de orientación al cliente, desde Gestoría Mays seguimos apostando por diferentes sistemas en los que el asesoramiento personalizado al cliente siga siendo la clave del valor añadido que un asesor presta a sus clientes, dotándoles de las herramientas necesarias para que el cliente tenga el foco en su negocio y no en los asuntos, fiscales, laborales, contables o de otro índole distinto al «core» de su negocio.

Como ejemplo en Gestoría Mays disponemos de diferentes sistemas de facturación para nuestros clientes, abarcando desde, darle la posibilidad al cliente de disponer de forma gratuita de programas de facturación y control contable, en función de las necesidades del mismo, que mantiene la información del cliente actualizada día a día y es accesible desde cualquier Smartphone o Tablet y que ayuda al cliente a conocer su estado diario de forma rápida y sencilla, pasando
por sistemas de automatización de escaneo de sus facturas para poder trabajar en la misma línea de disponer de información actualizada de sus negocios.

Así por tanto desde Gestoría Mays tratamos de hacer ese coctel perfecto entre el asesoramiento realmente personalizado para cada cliente y la estandarización que la tecnología nos abre hoy en día de aquellos procesos meramente de gestión que facilitan el acceso rápido a la información de cada cliente y facilitan las importantes tomas de decisión que cada cliente debe ir desgranando en su día a día.

Por lo tanto Gestoria Mays sigue con esa vocación innovadora que ha mantenido durante sus más de 60 años de existencia, poniendo el foco en el cliente y tratando de ser lo más flexibles y adaptativos a las necesidades del mismo, atendiendo tanto a las personas físicas como a emprendedores, pymes y Grandes Empresas en todos los aspectos que necesiten de este grupo humano de grandes profesionales que forman la compañía.

Alfonso Ruíz Delgado

socio fundador

Manuel Cristeto

socio fundador

Mª Pilar Cristeto Blasco

socia

Jorge Ruiz Rodríguez

socio

Enrique Calvo Andrés

gerente

Miguel Cristeto de Dios

jurídico

María Jesús Ruiz Rodríguez

fiscal

María José Alonso Martín

fiscal

Laura Sánchez García

fiscal

Luis Labrador de Ocampo

laboral

Carlos Javier Blanco Plaza

laboral

María José Sánchez San Francisco

laboral

María Cristina Pérez Martín

laboral

Juan Antonio Hernández Lucas

gestoría

Raquel Almeida Carballo

gestoría

Iván Sánchez Pinto

gestoría

María del Carmen Martín García

gestoría

Nicolás González Bastos

gestoría

Antonio García Monje

gestoría

Luis Miguel Criado García

escrituras

Gretell Leyva Salazar

escrituras

María José Gómez Fraga

comercial

Manuel Pérez de Pedro

seguros

Iker Moyano Sánchez

seguros

Maria del Carmen Bermejo Nieto

seguros

Trabaja con nosotros

Lorem dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse laoreet felis vel eros placerat, vitae ultricies tellus hendrerit. Suspendisse ipsum augue, fermentum sit amet malesuada sit amet.

923 266 394
607 615 978

    Que nos interesa

    En Gestoría Mays tenemos muy claro que es lo que más nos interesa y lo que más nos interesa son las personas.

    Y por esta razón nada mejor que colaborar, en la medida de nuestras posibilidades, con el proyecto de una persona muy especial como es Maria Carpio Perez y su «Fundación Carpio Perez», la cual nace de un proyecto personal, de alguien que fue capaz de dejarlo todo para ayudar a los demás.

    Mejor que explicaros este proyecto, preferimos que dediquéis un pequeño pedacito de vuestro tiempo a empaparos de la web de la fundación para saber qué hacen y a que destinan la ayuda que reciben.

    Creemos que la responsabilidad social no sólo es corporativa, sino que todos y cada uno de nosotros podemos contribuir activamente a hacer un mundo mejor.